Eliminar palabras del diccionario personal de Google Chrome

Hoy en día son muchas las aplicaciones que disponen de corrector ortográfico.  Entre ellas los navegadores web. Chrome el navegador de Google también dispone de esta útil herramienta que nos ayuda a pulir los textos que escribimos quienes tenemos mala ortografía.

Cuando escribimos un texto usando Google Chrome, nos marca las palabras sospechosas de estar incorrectamente escritas con un subrayado rojo. Mediante la pulsación del botón derecho del ratón nos ofrecerá sugerencias de corrección entre las que podremos elegir la que consideremos más correcta.

Para hacer esto el navegador Chrome dispone de un diccionario con un listado de palabras para nuestro lenguaje  Si la palabra no está en ese listado considerará que no está correctamente escrita y la marcará como incorrecta.

Sucede que a veces hay palabras que sabemos que están con una ortografía correcta pero las marca como erróneas. Además palabras como muchos nombres propios también los marcará como incorrectos a pesar que no lo sean.

En estos casos podemos decirle al navegador Chrome que considere esas palabras como correctas. Cuando pulsamos con el botón derecho sobre la palabra marcada, además de las sugerencias propuestas, nos da opción de añadir la palabra a un diccionario de usuario. Estas palabras se guardan en un archivo de texto simple que el propio Chrome usa como complemento a su propio diccionario.

¿Y que pasa si por error añadimos una palabra incorrecta? Pues aun siendo incorrecta Chrome considerará que no lo es y por tanto ni la marcará en rojo ni ofrecerá sugerencias de corrección.

Podríamos corregir esta situación eliminado aquellas palabras añadidas por error al diccionario. Pero Google Chrome, al menos actualmente, no dispone de opción alguna para hacer esto.

Sin embargo si podemos eliminar las palabras incorrectas. Nuestro diccionario personal de usuario se guarda en el archivo “Custom Dictionary.txt”. Es un archivo de texto que se crea nuevo la primera vez que añadimos una palabra y éste es único para cada usuario. Así que tan solo debemos encontrarlo, tarea que no es fácil, abrirlo con un editor de textos plano, buscar en él la palabra incorrecta, borrarla y guardar el archivo con los cambios. Una vez hecha la modificación en nuestro diccionario personal debemos cerrar el navegador y abrirlo de nuevo para que Chrome considere el cambio hecho.

Y como apuntaba antes, encontrar el archivo no es fácil. En cada sistema operativo cambia de ubicación, e incluso diría que de versión en versión de Chrome cambia de sitio. Pero podemos ayudarnos de la herramienta de búsqueda del sistema y buscar por el nombre de archivo “Custom Dictionary.txt”

O empleando menos tiempo podemos revisar las siguientes localizaciones en el sistema de archivos del disco duro que guarda la información de los usuarios. Señalar que alguna de las carpetas podría estar oculta, y por tanto deberemos indicarle a nuestro explorador de archivos que las muestre.

En Windows 7 (y Vista)

C:\Users\%USERNAME%\AppData\Local\Google\Chrome\User Data\Default\Custom Dictionary.txt

donde %USERNAME% deberemos cambiarlo por el que corresponda a nuestro usuario.

En Windows XP

C:\Documents and Settings\%USERNAME%\Local Settings\Application Data\Google\Chrome\User Data\Custom Dictionary.txt

En Linux

~/.config/google-chrome/Default/Custom Dictionary.txt

donde ~ es la carpeta home del usuario en Linux.

Desestresar el navegador web restringiendo Flash

No es raro que a medida que hacemos uso del navegador se nos empiecen acumular pestañas abiertas. Cuantas más pestañas abiertas hay, el navegador se vuelve más y más pesado. El mayor responsable de esto comúnmente es Flash. Flash se usa mucho en los banners de publicidad y cada página puede tener muchos de estos banners. Aunque no estemos visualizando la página estos pequeños programas en Flash están ahí ejecutándose y comiéndose los recursos de nuestro navegador y por tanto del equipo.

Podríamos eliminar el pluging de Flash, pero entonces no podríamos ver cosas como los vídeos de Youtube o de Vimeo. O los juegos en Flash, también muy populares.

Sin embargo podemos decirle al navegador que no descargue el contenido hecho en Flash salvo que nosotros queramos que lo haga. Chrome y Opera disponen de una opción incluida en el propio navegador para comportarse de este modo. En Firefox podemos servirnos de un complemento.

Chrome 23

Menú configuración
Mostrar opciones avanzadas
Privacidad – Configuracion de contenido
Complementos – seleccionar “Hacer clic para reproducir”
Aceptar

Opera 12

Menú
Configuración
Opciones
Pestaña “Avanzado”
Seleccionamos “Contenidos”
Marcamos la casilla “Activar conectores sólo si lo pido”
Aceptar

Firefox 16

Instalar el complemento Flasblock.

Cómo instalar Opera 11 en Ubuntu 11.04

Opera es uno de los mejores navegadores que existen. Es multiplataforma, por lo que lo tenemos disponible en muchos dispositivos. Además es de los que mejor soporte tiene de los estándares más modernos como HTML5 o CSS3.

Para instalar Opera 11 en nuestro Ubuntu 11.04 (y en otras distribuciones de Linux) tan solo debemos ir a su página www.opera.com. De ahí descargamos el paquete con el que iniciaremos la instalación. En la propia página detectan nuestro sistema operativo y la descarga ofrecida es la adecuada. Una vez descargado el paquete iniciamos la instalación abriendo el paquete. Eso iniciará la herramienta de instalación de software y tras concluir los pasos quedará listo para usar en Aplicaciones -> Internet -> Opera.

Una vez instalada la aplicación queda en inglés. Podemos ponerla en idioma castellano desde el menú. Pulsamos en Opera -> Settings -> Preferences. En la pestaña primera (general), la zona de idioma (lenguage), pulsamos en details. En la ventana que se abre vemos la ruta para el lenguaje inglés. Pulsamos en Choose y subimos un nivel donde veremos todos los idiomas instalados. Buscamos el castellano (es_ES o la variante adecuada a tu región), entramos en la carpeta y seleccionamos el archivo de idioma. Aceptamos y se cambiará el idioma.